Funciones ejecutivas como moderadoras de la ansiedad y el estrés académico en estudiantes de dos universidades privadas de Bogotá y Bucaramanga

Project: ResearchApplied Research

Project Details

Description

Las funciones ejecutivas (FFEE) son un constructo de gran interés en la investigación que ha sido
fuertemente estudiado en los últimos años debido a su influencia sobre el funcionamiento cotidiano, bienestar
psicológico y cumplimiento de objetivos. Estas se definen como un grupo de habilidades que participan en
actividades que son novedosas y que requieren de una solución creativa (Tirapu-Ustárroz et al.; 2018); por lo que las
FFEE son un proceso cognitivo superior encargado de la autorregulación y control del comportamiento en el que la
corteza prefrontal es la principal base neurobiológica (Delgado-Mejía y Etchepareborda, 2013; Tirapu-Ustarroz et
al.; 2017).
Especialmente, las FFEE se encuentran entre los componentes más importantes para que el desarrollo infantil
y adolescente sea exitoso (Diamond y Lee, 2011) y su maduración se da desde la niñez hasta la juventud (FloresLázaro, Castillo-Preciado y Jiménez-Miramonte, 2014). Es por esto que estos procesos neuropsicológicos son
fundamentales en la formación y aprendizaje a través de los diferentes ciclos de educación primaria, secundaria y
universitaria; puntualmente, se ha identificado que las FFEE generan un efecto positivo sobre el rendimiento
académico (Alfonso & Lonigan, 2021).
El inicio de la vida universitaria implica un proceso de adaptación al nuevo escenario académico y sus
demandas. En términos de salud mental, los estudiantes universitarios son considerados como población vulnerable
(Ali-Ahmed et al., 2020). Zárate et al. (2017) reportan que el estudiante considera angustiante muchas de las
situaciones a las que se enfrenta durante la formación como profesional. De hecho, recientes estudios identifican que
el estrés, la depresión y la ansiedad son factores que afectan el bienestar psicológico en esta etapa (Restrepo et al.;
2018, Vallejo-Martín et al., 2018; Barrera-Herrera et al., 2019; García-Araiza et al, 2019; Ali-Ahmed et al., 2020). En
una revisión de antecedentes al respecto de la salud mental de los universitarios, Gustems Carnicer y Calderón (2013)
encontraron en resultados de investigaciones previas que las demandas psicosociales asociadas a la vida universitaria
pueden tener un impacto sobre el bienestar psicológico de los estudiantes, los cuales pueden exhibir, entre otras
dificultades, una pobre regulación emocional o empatía, uso de estrategias de afrontamiento orientadas a la
evitación, presentar mayor ansiedad, depresión y estrés , así como mostrar un rendimiento y productividad reducida.
En relación con lo anterior, el estrés y la ansiedad se han entrelazado con fundamentos conductuales y
neuronales, por lo que su comprensión tendrá importantes implicaciones para su manejo e intervención (Daviu et al.,
2019). Por un lado, Lazarus y Folkman (1986) definen el estrés como una reacción comportamental, psicológica y/o
fisiológica que se produce ante un estímulo, situación o contexto que el individuo considera riesgoso o demandante.
Puntualmente, el estrés académico se produce como respuesta a los estímulos o situaciones académicas (Restrepo etal., 2020). En este sentido, el escenario universitario implica diversas demandas que actúan como factores estresantes
para los estudiantes, quienes al no contar con los recursos suficientes para afrontarlos pueden ver afectado su
bienestar psicológico, rendimiento académico, socialización y la salud en general.
Con relación a la ansiedad, es un estado emocional que se presenta como una alerta de la posibilidad de
obtener un resultado negativo y que implica una respuesta adaptativa, no obstante, cuando esta no es controlada, es
uno de los factores subyacentes de los trastornos emocionales más prevalentes (Takagi et al., 2018; Cano-Vindel et
al., 2021). En el contexto académico, la ansiedad puede resultar una variable que influye sobre los resultados de las
evaluaciones, trabajos académicos, presentaciones orales, entre otras, obstaculizando el logro de los objetivos
planteados. Además, se ha encontrado que altos niveles de ansiedad se relacionan con una tendencia a un bajo
desempeño en atención selectiva, concentración y memoria de trabajo (Fernández-Castillo y Caurcel, 2015), procesos
neuropsicológicos claves para el éxito en la vida universitaria.
De este modo, existe evidencia desde la neurociencia cognitiva que respalda que el estrés tiene una influencia
negativa sobre la atención, la memoria y, en general, sobre el aprendizaje (Vogel & Schwabe, 2016). Específicamente,
la asociación entre el funcionamiento ejecutivo y el estrés se ha estudiado, sin embargo, en su mayoría se han
realizado investigaciones que evalúan los déficit cognitivos resultantes de la inducción de estrés agudo o experiencias
estresantes prolongadas (Shields et al., 2016; Allen et al., 2017; Grimm et al., 2021). No obstante, la asociación
inversa, es decir, en la que las FFEE representan un factor protector para las respuestas adaptativas al estrés, no ha
sido objeto de una extensa investigación (Grimm et al., 2021). Por lo que resulta fundamental, continuar con esta
línea de investigación e incluir variables relacionadas al bienestar psicológico como lo es la ansiedad, teniendo en
cuenta que son factores comunes en la etapa universitaria.
Además, de acuerdo con Williams et al. (2009) las diferencias en el funcionamiento ejecutivo que surgen de
factores genéticos, neuroanatómicos, fisiológicos, cognitivos y ambientales pueden representar una fuente de
resiliencia para las diferentes fases del estrés. Por lo que resulta fundamental identificar variables protectoras y que
posibiliten una mejor salud mental en los universitarios, de esta forma, especialmente, desde las universidades que
son los lugares propios para abordar las necesidades de bienestar de sus estudiantes, se podrán diseñar programas
para fortalecer las FFEE desde los primeros semestres en harás de que los estudiantes cuenten con más recursos para
afrontar los diversos retos y demandas propias del escenario educativo.
Finalmente, esta investigación es importante porque entiende la importancia de la salud mental de los
universitarios y de dar un buen manejo al estrés y ansiedad, ya que estos son factores que pueden desencadenar
otras problemáticas como el consumo de sustancias psicoactivas, problemas de sueño, deserción escolar, evitación de la responsabilidad y otras problemáticas que inciden negativamente en la vida de los universitarios, su transición
a la adultez y su proyecto de vida.

Strategic Focus

1. Plan de desarrollo UNAB .
2. Planes de Desarrollo del
Área Metropolitana de
Bucaramanga-Alcaldía de
Floridablanca.
3. Plan de desarrollo de Santander.
4. Misión de sabios.

General Objective

Evaluar las funciones ejecutivas como predictores de las respuestas de ansiedad y estrés académico en estudiantes universitarios de Bucaramanga y Bogotá.

Specific Objectives

1. Determinar el rendimiento de las funciones ejecutivas en universitarios de las ciudades de Bucaramanga y Bogotá.
2. Establecer los niveles de ansiedad y estrés académico en universitarios de las ciudades de Bucaramanga y Bogotá.
3. Identificar la relación entre las funciones ejecutivas, la ansiedad y estrés académico en universitarios de las ciudades de Bucaramanga y Bogotá.
StatusActive
Effective start/end date31/01/2221/12/22

UN Sustainable Development Goals

In 2015, UN member states agreed to 17 global Sustainable Development Goals (SDGs) to end poverty, protect the planet and ensure prosperity for all. This project contributes towards the following SDG(s):

  • SDG 3 - Good Health and Well-being
  • SDG 4 - Quality Education

Research Areas UNAB

  • Procesos psicológicos básicos y superiores

Status

  • In progress

Socioeconomic Objective

  • General advancement of knowledge - R&D funded by General University Funds (FGU).